Entrega de premios nacionales

15/11/2012 Premios

Haz clik en la imagen para per la galeria de imágenes d ela actividad

Acto de entrega de Premios Nacionales

(mayo de 2010)

 

Hoy se han entregado en Fraga (28 de mayo de 2010), en el Palacio Montcada, sede de la Biblioteca Pública de la ciudad, los Premios Nacionales de Buenas Prácticas para la Dinamización e Innovación de las Bibliotecas en los Centros Escolares, correspondientes a la edición de 2009. Como colegio, se ha participado en dos actos:

 1.- Por la mañana, unas cuarenta personas, han acudido al CEIP Miguel Servet a visitar su Biblioteca escolar (que ya fue premiada con el Primer Premio Nacional en la edición de 2006, precisamente en la primera convocatoria del concurso con ese perfil). Mercè Lloret, la coordinadora de la misma, se ha encargado, tras el saludo de la directora, Carmen Sánchez, de explicarles a todas las personas presentes algunas peculiaridades de una aventura que dura ya más de 22 años y que ha dado frutos reconocidos desde hace mucho tiempo. Apoyada en una presentación o powerpoint, ha sintetizado lo más singular de la pequeña historia y ha mostrado trabajos de los niños y las niñas, las vías de participación de las familias, la colaboración del profesorado, los materiales elaborados: álbumes de cromos, pósteres, boletines periódicos, marcapáginas, libritos de diferentes formatos… Mercè, en un tono distendido y coloquial, ha aprovechado para recordar la importancia de mantener relaciones de intercambio con diversos colectivos, colegios, revistas  e instituciones y de realizar artículos-memoria de todas las actuaciones que se van haciendo: “todo lo que escribe, puede leerse con el paso del tiempo y permite ser reflexionado y retomado…” Al final de la visita, un representante de cada centro ha recibido una carpeta con materiales relacionados con todo ello, preparada en el colegio, y que les permitirá conocer con más detalle algunos aspectos de su funcionamiento y los modos de participación de la comunidad escolar. Ha sido una reunión especial, pues asistían a ella, hombres y mujeres que en sus lugares de origen llevan también un tiempo trabajando en la dinamización de sus respectivas bibliotecas, con el fin de que sean equipamientos con recursos suficientes para mejorar los aprendizajes y las pertenencias lectoras de chicos y chicas. Sabían perfectamente de qué se hablaba y sabían valorar lo que se les contaba. Se han ido contentos de la reunión de presentación e información bibliotecaria y han hecho muchas fotos de cuadros, diagramas, materiales expuestos, etc.

 

2.- Finalizada la visita, desde el colegio, se ha ido caminando y en grupo hasta el Palacio Montcada donde han comenzado el resto de los actos. Ha habido participación de un amplio colectivo de chicos y chicas (todos y todas ex alumnos del colegio y ahora en el IES Bajo Cinca, cursando la Secundaria) que han leído poemas o han repartido algunos de ellos entre los presentes. Se han entregado los diplomas acreditativos a los 27 centros premiados de diferentes comunidades autónomas y se han pronunciado diversos discursos: el de agradecimiento de uno de los premiados en nombre de todos; el de Antonio Basanta, presentando además el libro Bibliotecas escolares “entre comillas”; el de la Consejera de Educación del Gobierno de Aragón, Mariví Broto y el de la Secretaria de Estado de Educación del MEC, Eva Almunia.

 

Llegados a ese punto, cuatro madres del colegio han contado el libro “A qué sabe la luna”. Para ello, han instalado en el escenario ese cartón grande y plegable, disfrazado de noche, que han paseado ya por distintos escenarios y han ido construyendo con la palabra y algunos animales de goma-espuma, una montaña para intentar darle un mordisco a la luna y conseguir desvelar su sabor: sobre una tortuga, una jirafa; encima una cebra y encima un león; sobre el león, el zorro, encima de éste un mono y trepando a su cabeza, un diminuto ratón… La luna observa curiosa esos intentos y se alejando cada vez que un animal se coloca encima de otro, pero se confía en exceso con el tamaño del ratón y éste consigue darle un mordisco… La sorpresa viene cuando el ratón les deja probar a cada uno de los animales el pedazo de luna y a cada uno “le sabe” a algo distinto… Así es la vida. Ha sido un buen fin de fiesta, recibido con sonrisas y aplausos por el respetable que, a continuación ha recibido una bolsa con algunos materiales de regalo (entre otros, el libro presentado por Basanta) y ha enfilado las escaleras hasta el segundo piso para dar buena cuenta de un vino español.

Enhorabuena a los premiados y premiadas y satisfacción en las personas que impulsan la biblioteca escolar en el CEIP Miguel Servet por esta invitación a participar en los actos; lo que constituye, sin ningún género de dudas, un nuevo reconocimiento.

 Macoca (Corresponsal)